Seiteninhalt

Haardt

El vino, es la riqueza de este país, hecho de villas, fincas vinícolas, casas del barroco con portales decorados, casas del siglo XVIII, que dan testimonio de esta riqueza.

El pueblo está dominado por el castillo de Winzingen, propiedad histórica del Conde Palatino y el pequeño castillo de Haardt (Schlössel Haardter). El pueblo también es conocido como el "Balcón del Palatinado", ya que en días claros las vistas llegan hasta la Catedral de Espira.
 
Desde el pueblo se puede dar un paseo hasta el Parque Mediterráneo del Dr. Welsch -Terrasse y luego hasta las ruinas del Castillo del lobo (Wolfsburgo). En "Herrenlettenweg", el paseo  entre los viñedos locales, sirven para conocer mejor la viticultura y producción de vino de Haardt (Portugieser, Scheurebe o Gänsfüsser). Haardt está protegido con un microclima cálido y abrigado que favorece el desarrollo de plantas exóticas más bien típicas del Mediterráneo. Visita con previa solicitud.